Criar Desde el Amor y la Comprensión. Una Alternativa

el amor y la comprensión

El amor y la comprensión ayudará a nuestros hijos a formarse como seres más amados que sabrán dar amor a los demás, sentirse aceptado y querido desde el hogar nos permite mostrarnos como personas más seguras y por supuesto ser más exitosas en todas nuestras relaciones. 

Nuestros hijos son un lindo tesoro que nos da la vida, por qué no criarlos desde el amor, con toda la comprensión que un niño y sus necesidades requieren, ser niños no significa ser menos que los adultos, al contrario cuando somos niños es cuando más necesitamos de quienes están a nuestro alrededor, de nuestra familia, nuestros padres y de todo el amor que nos puedan dar. 

Tradicionalmente nos han hecho pensar que la crianza debe ser rígida, desapegada, sin contacto físico porque los niños se malcrían y nada más lejos de la realidad, las personas necesitamos afecto para desarrollarnos plenamente y para ser emocionalmente estables en el proceso de nuestro crecimiento. El afecto lo que genera en nosotros es la autoconfianza. 

Y esta autoconfianza será la que nos haga actuar desde los valores, desde lo bueno que está dentro de nosotros, en la medida en la que crecemos y ya cuando seamos adultos, por eso es que con cada niño en el hogar tenemos una posibilidad de moldear una persona increíble que sea capaz de dar y de recibir amor, respeto, solidaridad. 

Pero, ¿Cómo podemos educar a nuestros niños desde el amor y la comprensión?

Más comprensión, menos castigos, esa es la clave. Tradicionalmente se nos ha enseñado que castigando a nuestros hijos corregiremos un comportamiento que es indeseado o que inclusive nos hace pasar un mal rato en sitios públicos, lo que no nos detenemos a pensar es por qué nuestro hijo se comporta de esa manera y qué podemos hacer, desde el ejemplo, para que nuestro niño supere lo que pasa y se sienta mejor. 

Nos tomamos la educación muy rápida, el ajetreo de la cotidianidad poco nos permite detenernos a escuchar en verdad lo que dicen nuestros niños y en lo que menos pensamos están haciendo una pataleta, lo que no vemos es que quizá no le prestamos la atención adecuada a lo que nuestro niño está demandando que en la mayoría de los casos es atención y amor. 

Presta más atención a lo que dicen tus niños y comparte con ellos sus logros y sus frustraciones, de esta forma sabrás cómo reaccionar en los momentos en los que se pueda poner tensa la situación, cuando tengan un comportamiento reprobable conversa con ellos, evita estallar, se comprensivo y amoroso y verás como la actitud de ellos mejora y se encamina en lo que realmente esperas de estos seres tan especiales e increíbles, los niños siempre nos sorprenden con su bondad y su espontaneidad. 

¿Disciplina y amor juntos? Si, es posible y da mejores resultados 

Los niños necesitan límites claros para no confundirse en su crecimiento, pero estos límites pueden ser asignados con amor, lo importante es generar momentos agradables para conversar acerca de las normas, llegar a acuerdos, no imponer sino tomar en cuenta la opinión y la expectativa que tienen los niños sobre lo que se acordará, así estarán más dispuestos y se sentirán mejor atendidos y por su puesto amados y comprendidos de forma auténtica.  

Muy importante es también reforzarlos, destacar siempre sus actitudes positivas, fortalecer lo bueno de nuestros niños y jóvenes les dará seguridad a la hora de actuar en consecuencia de los valores que les hemos entregado en la familia. Decirles a diario lo importante que son, lo valioso que es tenerlos en nuestras vidas y lo orgulloso que nos sentimos siendo sus padres. Tus hijos son increíbles y lo merecen.

More Posts

0 comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing