Cuando La Fortaleza se Abona Florece

Oscar Misle

Posted on June 10 2019

La fortaleza - Oscar Misle

 Como padres anhelamos que nuestros hijos sean felices. Una intención que suena bonita y deseable pero ¿Qué es la felicidad? Según Jorge Bucay ser feliz no quiere decir necesariamente estar disfrutando, sino vivir la serenidad que da el saber que estoy en el camino correcto hacia algo placentero, disfrutable, hacia algo que tiene sentido para mí.

A ser feliz se aprende desde los primeros años cuando los niños descubren, a través de sus juegos e interacciones, habilidades, destrezas, competencias que le permiten alcanzar y disfrutar de sus logros y aprender de sus fracasos.

En sus diferentes etapas de desarrollo van revelando, si se lo permitimos y posibilitamos, eso para lo que son buenos, lo que se les da fácil y de forma placentera. Esas cualidades que los hacen originales, siempre y cuando no los castremos con críticas, comparaciones, juicios o imposiciones que sequen su creatividad e imaginación.

Los niños comienzan a experimentar la felicidad cuando sienten que están en el camino correcto. Van reconociendo en el ser, sentir y hacer la fortaleza que les da el coraje para sumir riesgos y retos. Asumen con audacia eso que les motiva, inspira, apasiona… explorando el entorno, descubriéndose, aceptándose.

Sus fortalezas se revelan cuando comienzan a escuchar ese llamado que es la vocación, que no es otra cosa que la inclinación o interés que emana de su interior para tomar opciones por una determinada forma de vida, personal, social, profesional, artística, religiosa…

Sus fortalezas se alimentan y florecen con la disciplina, constancia, con la capacidad de aprender de los fracasos, y celebrar los logros. Requieren de la voluntad necesaria para llevar adelante el emprendimiento o acción.

Se nutren de la fe, la esperanza, confiar que es posible lo que no se ve o todavía no es.

Es un proceso en los que se ponen en marcha los autos de la vida. La autoestima, el autoconcepto, la autonomía y autoconfianza para estimular el poder que le da seguridad.

Entendemos la autoestima como las percepciones que va teniendo de sí mismo, como la palabra lo indica la estima o valoración de lo que es, siente, desea. Le gusta y acepta lo que ve en el espejo. Es eso que piensa o siente sobre sí mismo, sintiéndose satisfecho con lo que es.

El autoconcepto es la opinión que tiene de sí mismo, la valoración que hace de lo que es, quiere y siente.

La autonomía le da la capacidad de actuar de acuerdo a su criterio, resolviendo, decidiendo en las pequeñas y grandes cosas de la vida con independencia de lo que piensen, sientan o deseen los demás.

La autoconfianza es el convencimiento interno de que se es capaz de realizar con éxito una determinada acción eligiendo aquello que le da seguridad para resolver los obstáculos que se van presentando confiando en que saldrá airoso de la situación por más difícil que parezca y si se presentan los obstáculos buscará la forma de superarlos.

Este florecer de las fortalezas también le tocarán inviernos, vientos en contra, nadar contra corriente; pero logrará poner en circulación los autos de la vida manteniendo la ruta en el camino que mantendrá ese estado del alma llamado felicidad.

Escrito por:
Oscar Misle
Twitter: @oscarmisle

More Posts

Next Post

0 comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing