Síndrome de niño rico o niño que se cree con derecho a todo

You R Amazing

Posted on October 15 2019

síndrome del niño rico

También conocido como Affluenza, el síndrome de niño rico se presenta cuando hay exceso de cosas materiales en la vida de un joven, cuando se le dan objetos de más sin medida y aunque “lo tiene todo” nunca está satisfecho con nada 

Se origina en muchas oportunidades por la mala práctica de padres que prefieren satisfacer las necesidades de afecto de sus hijos con objetos, pensando que no quieren que nada les falte, les dan todo sin justificación alguna, pero este “todo” se basa en cosas materiales, dejando de lado lo afectivo. 

El síndrome de niño rico suele darse en familias con mucho dinero, sin embargo no es una patología única de este estrato social, también ocurre en familias de clase media o en cualquier núcleo familiar donde se le de todo lo que piden a los niños sin ningún tipo de esfuerzo o razón real. 

Los niños superados por la cantidad de objetos que reciben no saben cómo comportarse apropiadamente y al no obtener lo que desean lloran, gritan e inclusive faltan el respeto a sus padres, evita estas situaciones, una familia que vive en valores Amazing reconoce el esfuerzo y sabe de ganarse las cosas. 

En la actualidad el tiempo es mucho más valioso que en otras épocas, ¿Cuántas veces escuchamos a las personas decir que necesitan más tiempo o que el tiempo no les alcanza? sin embargo es importante que siempre haya tiempo para la familia. Ya que son estos momentos los que harán de la vida de nuestros niños una vida Amazing. 

Los niños en realidad más que cosas materiales, objetos o regalos lo que necesitan para su sano crecimiento es tiempo de calidad con sus padres, amor, comprensión, tener en quienes confiar cuando lo necesiten, así como apoyo y guía. 

Consecuencias del Síndrome de niño rico 

La consecuencia más grave es que este trastorno aísla poco a poco al niño de la sociedad y de sí mismo, por la sensación de insatisfacción que lo persigue constantemente. Uno de las primeras manifestaciones es el aburrimiento constante aunque el niño tenga cualquier cantidad de juguetes u objetos tecnológicos, esto es una alarma y como padres responsables debemos estar atentos. 

Algunas madres o padres pueden desesperarse cuando un niño quiere algo y no pueden comprárselo, sabemos lo que se siente, sin embargo no es una cuestión de poder adquisitivo sino de educar en valores y enseñar que las cosas hay que ganárselas con esfuerzo, en la vida real todo cuesta y para obtener grandes cosas hay que trabajar duro. 

Pensando que hacemos bien, finalmente les estamos haciendo mal, al complacerlos con estos objetos que no llenan sus corazones y que los transforma en seres fríos y “malcriados”. 

Libertades y valores deben ir de la mano 

Los niños necesitan de la mejor orientación en su proceso de educación, su desarrollo depende por mucho tiempo del apoyo que brindemos como padres y en el futuro se comportarán de acuerdo a los valores que sembremos en ellos, si les enseñamos que todo esfuerzo tiene su recompensa aprenderán desde pequeños a valorar cada objeto que tienen pero también a valorar a la familia y a las personas que los rodean. 

Y aunque también merecen libertades estas pueden ir de la mano con los valores, cuando educamos a nuestros hijos con respeto, tolerancia, esfuerzo y valoración por las cosas sabemos que podemos confiar en ellos y que no pedirán algo que realmente no merecen. Ya sabes para dar amor no hace falta el teléfono de última generación para dar amor solo hace falta tiempo de calidad en familia.

More Posts

0 comments

Leave a comment

All blog comments are checked prior to publishing